Alternative

9 comments

    User
    Kaziktilar
    Reply

    La ciudad de Cádiz se caracterizaba por todas sus casitas blancas que le daban un atractivo único. Esta también puede ser la razón por la cual se la llame “tacita de plata”. Cuando el sol brillaba, su luz se reflejaba de una forma especial sobre estas casas blancas. Al observar la ciudad de lejos, parecía que brillaba tal como la plata.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *